Pastora Soler se sincera sobre su paso por Eurovisión

 1,305 total views,  5 views today

Una de las artistas más queridas del panorama español, así como del panorama eurovisivo español, es Pastora Soler. La artista sevillana representó a España en Eurovisión en el año 2012 con Quédate conmigo, y su interpretación devolvió a España y a Televisión Española al TOP 10 del festival tras ocho años fuera de él. Pastora, que fue TOP 5 para el jurado de los países participantes, acudió hace unos días al Show de Bertin, un programa emitido en Canal Sur noticias en el que se centran en hacer un repaso por la vida de los artistas invitados.

Evidentemente, Eurovisión supuso un punto de inflexión en la trayectoria musical de Pastora Soler, y por ello han querido recordársela. «Eurovisión es un momentazo de mi vida. La experiencia en Eurovisión para mí fue maravillosa, y a medida que pasan los años, es más maravillosa todavía», comenzaba afirmando la artista de Coria del Río. «Sí es verdad que cuando te embarcas en algo así es un riesgo, y yo para muchas cosas en mi vida he sido muy cobarde, pero para otras muy valiente. He tenido muchos miedos. Cuando algo me ilusiona y me veo, digo ‘voy palante’. Cuando me llamaron y me lo propusieron fue un no, pero a la vez me estaba encantando la idea, y fue un sí», continuaba recordando como rechazo la idea a priori. «Cuando te metes ahí, luchas contra muchas cosas: no eres sólo tú, estás representando a un país, estás con TVE, sin que sea solo tu criterio para vestirte, para peinarte… para todo», concluía sobre su paso.

Asimismo, Osborne aprovechó el momento para ver qué pasó después del festival. «Eurovisión me pasó factura. Ahora ha pasado un tiempo y están las heridas sanadas, pero después de Eurovisión, fue ponerme tan ahí, en el centro, y yo no estaba acostumbrada. Mi carrera siempre ha sido de ir poco a poco. No soy ni he sido una persona ambiciosa, me conformo mucho con lo que he tenido y me considero afortunada por poder dedicarme a lo que me ha gustado desde niña. Para mí, ponerme en el centro, en el punto de mira de algo, me afectó muchísimo. Y eso que fue un décimo puesto y la crítica fue estupenda. Después de Eurovisión, yo misma me empecé a exigir una serie de cosas que no sé porqué. El público no me lo exigía, siempre me han tratado con cariño. Empecé a ser infeliz en el escenario, y eso rodeaba mi vida», concluía la cantante

Fuente: Show de Bertin             |             Redacción: Juan Calandria

 

Deja un comentario