Graham Norton: “En Eurovisión todo puede pasar, pero no estoy seguro de que el Reino Unido vaya a ganar”
Febrero 28, 2017
Ya puedes escuchar ‘Gravity’, el tema de Hovig para representar a Chipre
Marzo 1, 2017
Mostrar todo

Conchita Bautista acudió al festival en un total de dos ocasiones. En 1961, fue la pionera por Televisión Española en abrir y llevar la identidad de España al concurso europeo de la canción. Conchita Bautista fue elegida ganadora en una gala celebrada el 15 de febrero de 1961 en la que un sistema mixto de jurado popular y profesional elegía al representante español de entre seis candidatos. La canción con la que resultó ganadora fue Estando contigo. 

Años más tarde, Conchita Bautista volvía a acudir a una final nacional a luchar por volver a representar a España en el Concurso de la Canción de Eurovisión. La gala tuvo lugar el 7 de febrero, y estuvo formado por trece participantes entre los que se encontraban Raphael o El Dúo Dinámico. Finalmente, el Eurofestival 1965, nombre que recibió aquella preselección también lo ganó esta andaluza con la canción Qué bueno, Qué bueno.

El jienense Raphael también fue otro de los representantes andaluces en el certamen. Antes de ser elegido de manera interna por Radio Televisión Española, Raphael habría intentado acudir a Eurovisión participando en las finales nacionales de los años 1962 y 1965. Sin embargo, no sería hasta 1966 cuando acudiría a Eurovisión con el mítico, Yo soy aquel. Esta sería una experiencia que repetiría, pues volvió a acudir al certamen el siguiente año con Hablemos del amor.

Tras las victorias de Massiel y Salomé, el pabellón estaba muy alto en España, y no sólo por los resultados, sino por el interés que despertaba el concurso. Por ello, en 1971 se celebró una final nacional que sería recordada por todos: Pasaporte a Dublín. En ella, diferentes artistas participaron para alzarse con la victoria, pero sería la, también jienense, Karina la que acudiría al certamen con una canción titulada En un mundo nuevo. Esta fue la primera medalla de plata para España en este concurso, que años después también repetiría otra andaluza.

En 1982, el interés por Eurovisión estaba de capa caída y Televisión España se dedicaba a seleccionar a sus candidatos de manera interna. Aquel año, la sevillana Lucía sería la encargada de acudir al certamen, que se celebraba en Reino Unido. Lucía acudió a Eurovisión con una canción tango titulada Él, con la que consiguió una décima posición y con la que, a día de hoy, sigue siendo recordada.

Tan sólo un año pasó para que otra sevillana acudiera a Munich a defender las raíces flamencas. Remedios Amaya fue también elegida de manera interna por Radio Televisión Española para representar a los españoles en eurovisión. Remedios es una de las artistas más criticadas y recordadas. Se la crítica achacando que su canción no era del gusto de Europa, pero lo que la gente no sabe valorar es lo gran profesional que Amaya es, una de las mejores voces del flamenco de este país. Por otro lado, Remedios es recordaba por cantar descalza y por su canción, Quien maneja mi barca, que no consiguió ni un solo punto.

Diez años más tarde, acudiría a Eurovisión la gaditana Eva Santamaría. Santamaría, conocida por entonces por cantar copla, era prácticamente nueva para el mundo musical, pero su actuación no dejó indiferente a nadie. Elegida de manera interna, Eva Santamaría fue la primera artista en incluir la palabra ‘sexo’ en Eurovisión, así como llevar el primer intento de ‘rap’. Su actuación no hizo que destacara en Dublín, y consiguió una posición media en la tabla. La canción se titulaba Hombres

Una segunda medalla de plata llegaría a España, tras más de quince años con la malagueña Anabel Conde. Conde tenía y tiene una de las mejores voces de este país, y así lo demostró a todos los espectadores de Europa. Anabel fue elegida de manera interna, así como su tema, Vuelve Conmigo, que consiguió llevarse a su terreno y romper todos los pronósticos, pues le auguraban una mala posición.

España vivió una revolución en 2002 cuando Rosa López, granadina, consiguió vencer en Operación Triunfo y reunir a todas las familias delante de la televisión el día de Eurovisión. No sabemos si Europa vivió una celebración, pero España si sintió, cantó y bailó el Europe’s living a celebration, tema con el que Rosa fue elegida de manera pública y democrática, y que le otorgó un maravilloso séptimo puesto.

Desde Sevilla, concretamente de la localidad de Écija, llegaron en el año 2005 Son de Sol. El trío de hermanas, conocidas anteriormente como Hermanas Soria, fueron seleccionadas de manera pública en la preselección Eurovisión 2005: Elige nuestra canción. Las artistas pasaron la criba de canciones recibidas por televisión española, así como la semifinal con su tema Brujería.

El célebre grupo de hermanas cordobesas, Las Ketchup, revolucionaron a todo el mundo con su Aserejé. En el año 2006, una cuarta hermana se incorporaba al grupo, Rocío, y eran seleccionadas de manera interna, y podríamos decir por obligación y chantaje, por Radio Televisión Española y Warner Music para representar a España en Eurovisión con el tema Un Bloddymary. Solamente dieciocho puntos consiguieron estas jóvenes, lo que se tradujo en una vigésimo primera posición.

Lo que parecían ser aires nuevos, finalmente sólo quedaron en una ilusión. Televisión Española volvió a organizar una preselección en el año 2007 llamad Misión Eurovisión. Cuatro jóvenes se alzaban con la victoria y ganaban el pasaporte a Helsinki. D’Nash estaba formado por dos andaluces, un valenciano y un canario. Javi Soleil, de Sevilla, y Basty Piñero, natural de Cádiz, llevaron de nuevo a Andalucía por bandera. Juntos defendieron el tema I love you mi vida, favorito para la prensa, pero que no consiguió más que la vigésima posición con cuarenta y tres puntos.

Cerramos este repaso de los andaluces en Eurovisión, con otra sevillana que hizo a España y a los eurofans soñar. Pastora Soler fue seleccionada de manera interna por Radio Televisión Española en diciembre de 2011, aunque no sería hasta principios de marzo cuando su canción sería elegida en una gala televisada. La balada Quédate Conmigo resultaba ganadora aquella noche, y junto a la voz de esta sevillana, volvían a llevar a España al top 10 de Eurovisión.

No sólo han sido los únicos toques andaluces en Eurovisión, pues no olvidamos a la peruana Betty Missiego, que consiguió un segundo puesto, y que desde hace años está afincada en Fuengirola (Málaga). Asimismo, Paloma San Basilio merece también una mención en nuestro espacio por haber pasado parte de su infancia en Sevilla.

Fuente: Eurovisión Planet | Redacción: Juan Calandria

Juan Calandria
Juan Calandria
Historiador, natural de Sevilla. Apasionado por la música y los idiomas. Sigo Eurovisión desde 2001. Puedes oírme en Eurovisión Planet Magazine. Antes en Misión Eurovisión

Deja un comentario