Los tintes eurovisivos y españoles en la historia del Festival de Sanremo
Abril 11, 2016
Repasamos las versiones en español de los ganadores de Eurovisión de los años 60 y 70
Abril 13, 2016
Mostrar todo

El historial de España en Eurovisión y su disputa con la RAE

En los últimos días se han disparado los comentarios sobre la canción que va a representar a España en el Festival de Eurovisión 2016. Sobre el escenario del Globen Arena, en Estocolmo, podremos disfrutar el próximo 14 de mayo de la actuación de Barei, que interpretará su tema, Say Yay!. El sencillo ha sido compuesto por ella misma, Rubén Villanueva y Víctor Púa, tres compositores totalmente españoles. El tema, que será integro en inglés, fue seleccionado el pasado uno de febrero en la gala Objetivo Eurovisión entre seis artistas y canciones candidatas.

“De disparate” ha tachado la RAE la elección que los españoles hemos hecho para Eurovisión 2016. No es la primera vez que España va a cantar o introduce frases en otro idioma, pues ya se decidió introducir frases en francés en 1978 con Bailemos un Vals de José Vélez. Posteriormente, con Lady, Lady de Bravo, Made in Spain (La chica que yo quiero) de La Década Prodigiosa, Europe’s living a celebration de Rosa; Un bloddymary de Las Ketchup, I love you mi vida de D’nash,  La noche es para mi de Soraya o Dancing in the rain de Ruth Lorenzo, se incluyeron fragmentos, palabras o frases en inglés. Asimismo, a más de uno no le resultará novedoso que la Real Academia Española se “interese” y critique el camino de España en Eurovisión, ya que es algo que parece que se está haciendo común en los últimos años.

El vicedirector de la Real Academia Española, Gregorio Salvador, sobre la canción que Rosa López defendió en Tallín en 2002, Europe’s living a Celebration, apuntaba lo siguiente: Desde el punto de vista de la integridad de la conciencia nacional, me parece un dislate la elección de una canción titulada en inglés. Si habláramos de una lengua incomprensible y de escasa presencia en el exterior, tendría un pase, pero estamos hablando de la segunda lengua del mundo, la otra lengua de Estados Unidos, una lengua románica, inteligible para muchos ciudadanos de Europa. La ganadora es una paisana mía granadina. Que una señorita de Armilla vaya a cantar en inglés a Eurovisión me parece lamentable, sencillamente, no se me ocurre ningún otro adjetivo, además de grotesco y una barbaridad”.

El inglés se ha señoreado del mundo de la canción, pero tampoco hay que olvidar que esto es una forma de evasión, de ruptura con el esquema clásico de las composiciones: la música se ha convertido ya en un territorio sin letras. Europe’s living a celebration va contra los intereses del español. No es ninguna broma, sino la lengua real, no oficial, de 20 naciones; cantar en español en Eurovisión era la manera de cantarle a la otra América, no a la de arriba”, seguía añadiendo a la canción de Rosa de España

Por otro lado, y también en 2002, Paloma Cebrián, perteneciente a la agencia especializada en traducciones Newsclips, apuntaba también a la canción de España en Eurovisión 2002 como que “sonaba raro”. “Se nota que la canción no la ha escrito un inglés, sino que es la traducción lineal de una idea, como suele suceder con las instrucciones de los cosméticos; un inglés hubiera escrito «Celebration Time In Europe»”, añadía Cebrián.

En el año 2014, doce años después, parecía ser que España avanzaba, pero la Real Academia Española seguía mostrando su carácter más tradicionalista y conservador. José Manuel Blecua, director de la Real Academia de la lengua, envió una carta al presidente de RTVE en la que le manifestaba su disconformidad e inquietud por el hecho de que Dancing in the rain, la canción que Ruth Lorenzo defendió en Copenhague, tuviera una gran parte del tema escrito en inglés. “No podemos pasar por alto un hecho así”, manifestaba Blecua.

Según recogían diferentes medios españoles, la elección del tema de la murciana sorprendió en algunos países iberoamericanos, los cuáles se dirigiendo a la RAE para manifestar su opinión sobre que una canción en inglés representara a España en uno de los mayores concursos musicales del mundo.

A pesar de las críticas, Ruth Lorenzo, que había escrito la canción íntegramente en inglés, decidió añadir una serie de estrofas en español. No obstante, también manifestó su opinión sobre lo ocurrido con la RAE: Quiero que Europa nos entienda y que sepan que la juventud española está tan preparada para salir fuera y para ser competentes y número uno como todos los que están en las potencias europeas”.

Parece ser que la representación española en Eurovisión resulta de interés para determinados organismos públicos, aunque posteriormente se diga y achaque que Eurovisión es un programa que no interesa a nadie. Hechos como los que apuntamos contrarrestan estos argumentos que parte de la prensa española distribuyen en sus publicaciones y diferentes medios.

Como colofón a esta historia de la RAE, tenemos que recordar que las candidatas españolas en el año 2005, Son de Sol, y el tema Brujería, también fueron objeto de crítica. En este caso, no fue la RAE quién decidió abrir una disputa contra la canción, sino que fueron las asociaicones feministas las que pusieron el grito de guerra quejándose de la canción compuesta por Alfredo Panebianco. La crítica que hacían era a la letra de la canción, ya que sentían que denigraban la imagen de la mujer con frases como “Tú me dominas con sólo mirarme | y no hacen falta cuerdas para atarme”.

Fuente: El mundo, ABC, El decano de Guadalajara, Eurovisión Planet

 

Juan Calandria
Juan Calandria
Historiador, natural de Sevilla. Apasionado por la música y los idiomas. Sigo Eurovisión desde 2001. Puedes oírme en Eurovisión Planet Magazine. Antes en Misión Eurovisión

Deja un comentario